Tecnologías

10. 01. 2022

Alejandro Narváez Liceras*

El siglo XXI no empezó hace 20 años. En realidad, lo hizo en marzo de 2020 y lo hizo de muy mala manera. El nuevo siglo nos ha bofeteado, pretendiendo hacernos despertar, pero la realidad ha sido muy distinta a lo esperado. El mundo se ha vuelto más débil y dependiente de dogmas y modelos económicos que se inoculan de un modo más burdo y menos sofisticado. Y, cada vez somos menos capaces como sociedad de revelarnos contra todo ello.

Alejandro Narváez Liceras*