Chim Pum Callao y su nacimiento en el SIN de Montesinos

  • Sharebar
Por: 

Francisco Pérez García

Chim Pum Callao, apareció en el mundo político, como un movimiento independiente, nuevo y con ganas de hacer algo importante por la Provincia Constitucional, sin embargo, el crimen, las irregularidades y los conflictos políticos con carácter de enfrentamiento de bandas han caracterizado parte de la historia de este partido que se inició en 1998.  

Pero ¿cuál es el origen de esta agrupación que gobierna los destinos del primer puerto del país desde hace 22 años?  Una mirada al archivo reciente de la corrupción política nos muestra algunos claros que pueden definir esta situación. 

La caída de Félix Moreno, gobernador regional del Callao, hoy preso mientras dura una  investigación en su contra por el supuesto soborno recibido por la empresa Odebrecht  para otorgarle la construcción de la Costa Verde, en el tramo que une San Miguel con La Punta, es el inicio de la madeja de un sistema de gobierno que muchas veces ha sido calificado de corrupto y que, aparentemente, con formas nada "santas" ha controlado los destinos de los cinco distritos del Callao. 

Junto con Moreno, el fundador de Chim Pum Callao Álex Kouri, forman parte de la cúpula dirigencial de este movimiento que hoy se encuentra en prisión por distintos casos pero con el mismo móvil, el cobro de comisiones y el beneficio a ciertas empresas para la realización de obras: Costa Verde y la inefable Vía Expresa de un kilómetro de la avenida Faucett, rumbo al aeropuerto, con peaje incluido. 

Un reportaje de Panorama identificó a algunos de los principales personajes de Chim Pum, que han gobernado la región en diversos momentos y que han hecho de este lugar su feudo.  Entre ellos, Iván Rivadeneyra (Alcalde de Bellavista), Juan Sotomayor (Alcalde provincial del Callao), Omar Marcos (Alcalde de Ventanilla) y además Patricia Chirinos (Alcaldesa de La Perla), quienes formaron o son parte de una bien aceitada maquinaria populista y política. 

EL ORIGEN DE CHIM PUM CALLAO 

Puede decirse que el nacimiento del movimiento liderado por el hoy preso Alex Kouri, tiene su lugar de origen en la salita del Servicio de Inteligencia Nacional, el SIN de Vladimiro Montesinos. Es ahí donde, el 15 de enero de 1998, Kouri fue identificado por Vladimiro Montesinos como un posible aliado para confrontar a un crecido Alberto Andrade, alcalde de Lima que se convirtió en un líder de oposición al fujimorismo. Sin embargo, Montesinos no esperaba ver a un Kouri que tenía mucho más claras sus prioridades y que no iba a ser simplemente un peón de la maquinaria dictatorial. 

El “vladivideo” 866, que se encuentra en el archivo del Congreso de la República y que ha sido recientemente subido al Youtube, como parte del acervo documentario del Lugar de la Memoria, establece lo que -para nosotros- es la partida de nacimiento del poderío de Chim Pum Callao. En dicho video, aparecen reunidos Absalón Vásquez, en ese entonces dirigente de la agrupación Vamos Vecino (mascarón de proa municipal del fujimorismo), Luz Salgado congresista y defensora acérrima del gobierno fujimorista, y el mismísimo Vladimiro Montesinos. 

En la reunión, los tres conversan sobre la propuesta que le harán a Kouri Bumachar, para que sea su representante a la alcaldía de Lima en las elecciones del 98. Montesinos, lo resume de esta forma: 

"(...) le tenemos que plantear: “mira ve, te hemos llamado acá para tener esta reunión contigo para conversar ya formalmente sobre el asunto de las Elecciones Municipales del 98 y queremos saber si estás dispuesto tu a presentarte a la alcaldía de Lima, si esto es así, nosotros estamos dispuestos a ayudarte, vamos a conversar. Si él está dispuesto con nosotros, desarrollamos la conversación, y si no se queda en el Callao, no pasó nada, un saludo, ahora yo sé por lo que me interesa."

Minutos más tarde Kouri ingresa a la reunión, y tras una amena plática con los interlocutores empieza a expresar las razones por las cuales, sugería al gobierno no lanzar un candidato propio. En resumen su estrategia se basaba en: no victimizar al entonces favorito alcalde, Alberto Andrade y más bien coordinar con otras agrupaciones (señala al aprismo y al PPC) para lograr alcaldías distritales, y disminuir la fuerza del burgomaestre. Además, pide para él, la alcaldía del Callao y lograr ganar con su movimiento -ya oficial- los cinco distritos chalacos. 

Sin embargo, pasados los minutos Kouri se muestra dispuesto a generar una cortina de humo -secundado por Montesinos y los medios bajo su control- para "coquetear" con una posible candidatura a Lima. La idea, era minimizar la fuerza de Andrade y evitar así la posible llegada del líder de Somos Perú a una candidatura presidencial en el año 2000, la cual fue destruida por la “prensa chicha” manejada por el asesor fujimorista. 

Paralelamente a esta historia, ya habían pasado tres años desde que Kouri fuera elegido alcalde del Callao, tras renunciar al Partido Popular Cristiano e iniciar su aventura con Chim Pum Callao, primero como una lista independiente y ya en 1998 como un movimiento regional. Con 33 años encima aparecía como una figura nueva y fresca en el ámbito político.  
Más adelante, sin saber lo que se cocinaba en el SIN, Alberto Andrade dijo que no presentarían candidato al Callao porque consideraban que "Kouri era un buen alcalde".

EL CUADRO DEL PODER CHALACO 
De ahí en adelante, Kouri –que se convertiría en asiduo visitante del SIN- cumpliría su palabra: copar el Callao con las fuerzas del naciente “Chim Pum Callao” y de ahí mantenerse al frente de una de las zonas económicas más importantes del país. 

(1)    En el año 1998 aún no se elegían presidentes regionales. Funcionaban los Consejos Transitorios de Administración Regional – CTAR.
(2)    Chim Pum Callao quedó en segundo lugar en Ventanilla.
(3)    Canches era el candidato oficialista, gozó de aceptación y ganó la primera presidencia regional chalaca. Chim Pum Callao quedó en tercer lugar, con su candidato Renato Pastor, aún por debajo del candidato aprista Miguel Monteverde. 
(4)    Chim Pum quedó segundo. 
(5)    Tercer lugar de la votación.
(6)    Aún no tenían candidato en la Punta. 
(7)    Alex Kouri dejaría por primera vez el poder en el Callao para apostar a la Alcaldía de Lima, en ese momento en manos de Luis Castañeda quien tentaba la presidencia de la República. Kouri sería retirado de la contienda por una tacha. En el 2014, optó por precandidatear a una curul en el Congreso por el partido aprista. Luego de la unión del Apra con el PPC y Vamos Perú de su rival Sotomayor, la candidatura no prosperó. Años después Kouri terminaría en prisión. 
(8)   y (9) El candidato de Chim Pum quedó segundo. 

Al margen de que en algunas alcaldías, Chim Pum Callao no hubiese tenido el poder, sí lo controlaba desde la presidencia regional y la alcaldía provincial, lugares donde el movimiento extendía sus acciones de acuerdo a la alineación de los alcaldes distritales.  Sin embargo, el poderío empezaría a quebrarse por las disputas internas, que tuvieron a Félix Moreno y Juan Sotomayor, como los principales protagonistas, con acusaciones de extorsión, sabotaje, “chuponeo” y que terminó con la muerte de uno de los sicarios más reconocidos del primer puerto.

EL PUERTO, LAS DROGAS Y EL CHUPONEO 

Mucho se ha dicho sobre el accionar de las mafias de narcotráfico y de extorsión en el Callao, sobre todo en la zona del puerto, punto crítico donde diversas organizaciones peleaban el control para poder tener acceso que les permita el traslado de droga hacia otras zonas del país y al exterior. 

En medio de esa situación, el Callao se teñía de sangre por los constantes enfrentamientos entre pandillas de las calles Loreto y Castilla. Los muertos por estas luchas eran noticia común en los diarios, sin embargo dejaron de ser peleas de jóvenes violentos para convertirse en verdaderas guerras por el control de las calles y del puerto. 

En el 2007, cuando Kouri era presidente regional y Félix Moreno ya había logrado la alcaldía provincial, aparece en escena un rankeado delincuente, WIlbur Castillo, ex líder de la banda “Los Injertos de Fundo Oquendo”. Castillo cumplió su condena por robo y homicidio, y fue reclutado por Aldo Esquivel Valle, alias “Loco Aldo”, integrante de los sindicatos de Construcción Civil en el Callao y fue llevado a formar parte del Programa Especial de Promotores de Seguridad, proyecto ejecutado por Kouri que para la opinión pública, era un programa de reinserción para expresidiarios. Sin embargo –según señalan algunos vecinos chalacos- se trataba de una bien orquestada guardia personal de Chim Pum Callao. 

Además, Castillo y el “Loco Aldo” lideraron uno de los bandos que disputaban los puestos de trabajo y el cobro de cupos a las obras en construcción. Esto marcó el inicio de la “guerra” con la banda de “Los Nole”. Castillo se convirtió en un colaborador de la justicia y propició la captura de varios de sus integrantes, tras el asesinato de uno de sus compinches.

Castillo era un hombre cercano a Moreno y Kouri. Por eso en el 2012 cuando reveló la existencia de una red de espionaje telefónico dentro de Chim Pum Callao, solo descubrió las intensas peleas internas dentro del movimiento regional, donde Juan Sotomayor era –en ese momento- el principal enemigo. 

Sotomayor se vislumbraba en el 2006, como el sucesor natural de Kouri para ocupar la alcaldía provincial, total, sus dos gestiones al frente de Bellavista lo colocaban como la opción ideal. Sin embargo Kouri dejaría la alcaldía para tentar la presidencia regional y optó por colocar como su sucesor a Félix Moreno, dos veces alcalde de Carmen de la Legua. Esta decisión generó una escisión dentro del movimiento chalaco.  Moreno obtuvo el triunfo y Sotomayor se conformó con un tercer gobierno en Bellavista, pero ya la guerra estaba declarada. Sotomayor no permitía el ingreso de las acciones provinciales y Moreno no lo tomaba en cuenta, priorizando más bien al nuevo alcalde de Ventanilla, Omar Marcos, hijo del caricaturista Alfredo Marcos de reconocida tendencia aprista.

Precisamente, Chim Pum Callao ya tenía fuertes relaciones con el aprismo de Alan García que ya gobernaba el país, por ello es que Marcos pasó a ser el delfín de Kouri y Moreno. Mientras Sotomayor se batía solo contra esta nueva élite chalaca. 

En el 2010, Kouri tentaba la alcaldía de Lima, Moreno era el presidente regional y Juan Sotomayor había logrado –al fin- hacerse de la alcaldía provincial. En abril de 2012,  Wilbur Castillo tomó partido y denunció una red de espionaje teléfonico promovida por Sotomayor en contra de Moreno. El caso que tomó ribetes faranduleros, incluyó al exfutbolista Roberto Martínez, quien era funcionario chalaco y tenía intenciones de postular a la alcaldía de Ventanilla por Chim Pum Callao en reemplazo de Omar Marcos quien sería la nueva ficha de Kouri y Moreno para la provincial. Por esta razón, Sotomayor fue expulsado de Chim Pum Callao.

En mayo de 2012, Castillo fue víctima de un atentado contra su vida, del cual salió ileso. Aparentemente se trataría de un ajuste de cuentas por la denuncia de “chuponeo”. En el 2013, Wilbur Castillo fue nuevamente detenido por la Policía por los presuntos delitos de secuestro con fines de extorsión, homicidio en grado de tentativa con arma de fuego, resistencia a la autoridad y violencia en agravio de tres personas, entre ellas la consejera regional de Chim Pum Callao, Patricia Chirinos, actual alcaldesa de La Perla. 

Ya en el 2015, Castillo no pudo evitar su destino y fue asesinado. Sus familiares responsabilizaron a Patricia Chirinos y a Félix Moreno. La sangre y la corrupción eran una huella en Chim Pum Callao. 

DE MONTESINOS A ODEBRECHT 
    
Kouri fue el delfín perfecto para Montesinos. Salió bien librado de varias acusaciones por malversación de fondos y peculado en la construcción de la vía expresa de la avenida Faucett y la instalación de un peaje en un kilómetro de vía. Fue recién en el 2016, cuando lejos de la alianza con el Apra, Kouri terminó finalmente en prisión. 

Mientras, Moreno –su discípulo- gobernaba el Callao, ya como presidente regional y con líos judiciales encima, decidió concretar una obra “soñada” para los chalacos, la construcción de la vía Costa Verde a la altura de la avenida Costanera, que terminaría uniendo Chorrillos con el distrito chalaco de La Punta. 

La obra a cargo de Odebrecht, presenta una serie de irregularidades técnicas según la Contraloría. Pero había algo más: una delación desde Brasil, reveló que Moreno había recibido 4 millones de dólares de un soborno para beneficiar a la empresa brasilera y darle la buena pro para la construcción de la obra. En medio, se encontraba Gil Shavit, empresario israelí responsable de un proyecto cultural promovido por el mismo Moreno: Monumental Callao. 

Shavit decidió confesar y esto le costó la libertad a Moreno quien actualmente purga una prisión de 18 meses, mientras duran las investigaciones. Su vicepresidente, Wilfredo Mori también está acusado de una serie de irregularidades y es posible que también deba rendir cuentas a la justicia. 

22 años ha durado el poder de Chim Pum Callao, diecinueve desde aquella remota tarde de  1998 cuando Alex Kouri se reunió con Vladimiro Montesinos y  -aparentemente- aprendió todo lo malo que necesitaba para tejer una enorme red  que se base en acciones irregulares y en el clientelismo más duro, para ganar la aceptación popular. Con sus dos principales líderes en prisión, solo la justicia y los electores tienen la palabra para el futuro del Callao.

Referencias
1.  Infogob (Jurado Nacional de Elecciones) 
2.  Centro de Documentación del Lugar de la Memoria
3.  Archivos periodísticos

Compartir: 

Añadir nuevo comentario

CAPTCHA
Esta pregunta se hace para comprobar que es usted es o no una persona real e impedir el envío automatizado de mensajes basura.
Image CAPTCHA
Enter the characters shown in the image.