Basombrío y las pruebas de los escuadrones de la muerte

  • Sharebar

El  ministro del Interior Carlos Basombrío aseguró que esta semana tendrá los primeros resultados de las investigaciones sobre presuntos escuadrones de la muerte dentro de la Policía Nacional del Perú para ejecutar a probables delincuentes.

La existencia de una organización de esta naturaleza es muy grave y de confirmarse podría tener implicancias penales no sólo en los altos mandos policiales, sino también en algunos ministros y hasta en el expresidente Ollanta Humala.

Al respecto han surgido varias hipótesis. Una de ellas es una especie de guerra entre policías que habrían estado operando al margen de la Ley. Las evidencias de policías ejecutados y los testimonios de que ha habido sembrado de armas y pruebas para incriminar a los policías asesinados, habla de una mafia dentro de la PNP que debe investigarse a profundidad y desterrarse por el bien de esa institución.

También se ha evidenciado la ejecución extrajudicial de delincuentes que habrían cometido delitos menores y fueron mostrados a la prensa como jefes de bandas para beneficiarse con ascensos. En este caso queda la duda si fue una iniciativa de mandos medios de la policía o si hubo alguna direccionalidad de los altos mandos policiales. Se espera que las investigaciones anunciadas por el ministro Basombrío permitan aclarar estas dudas.

Una tercera posibilidad es que haya existido una orden superior (del Ejecutivo) para organizar este tipo de escuadrones (que podrían ser varios) y que, por el momento, implica al menos a 100 policías en actividad.

Los exministros del Interior Daniel Urresti y Wilfredo Pedraza han descartado que haya habido una directiva del gobierno (de Humala) para crear escuadrones y han pedido prudencia al ministro Basombrío y que espere las investigaciones para lanzar hipótesis pues se está hablando de ejecuciones extrajudiciales que podrían ser considerados delitos de lesa humanidad.

Urresti, quien inicialmente tuvo un tono conciliador ha empezado a tomar distancias y le ha pedido a Basombrío que “en una actitud bastante seria, nos explique si es un escuadrón de la muerte, es un grupo que buscaba su ascenso o es un grupo que buscaba tirarse la plata”.

Sin embargo, tanto el ministro Carlos Basombrío como el viceministro del Interior Ricardo Valdés han declarado que hay sobradas evidencias y testigos para creer que si existieron (o existen) escuadrones de la muerte dentro de la PNP. Por eso es que esta semana cobra vital importancia las revelaciones que pueda hacer el ministro Basombrío.

Fue el mismo titular del Interior quien levantó la voz de alarma sobre este caso que ha merecido informes periodísticos en la TV y los diarios con la exposición de casos que evidencian la ejecución de policías (presuntamente mafiosos) y delincuentes en diversos operativos.

Recientemente Basombrío anunció las 29 medidas para combatir a la delincuencia en los próximos cien días y en ella incluye la realización de al menos 30 mega operativos, pero antes de eso debe depurar la institución policial y, por lo menos, identificar, retirar y procesar a los policías implicados directamente en las presuntas ejecuciones extrajudiciales.

Hay una comisión especial que investiga el caso, el mismo que tiene tres niveles. Un primer nivel es la investigación penal que le compete al Ministerio Público; el segundo es la investigación que realiza la Inspectoría del Mininter, que está evaluando todos los documentos y testimonios; mientras que el tercer nivel tiene que ver con la comisión especial que esta semana realizará la entrega de recomendaciones del tipo político.

La ciudadanía y los miles de buenos policías esperan que el ministro del Interior se estrene con una buena investigación que permita desbaratar cualquier tipo de organización criminal que afecte el buen desempeño de la PNP.

Compartir: 

Añadir nuevo comentario

CAPTCHA
Esta pregunta se hace para comprobar que es usted es o no una persona real e impedir el envío automatizado de mensajes basura.
Image CAPTCHA
Enter the characters shown in the image.