Los retrasos de Qali Warma

  • Sharebar

El Programa Nacional de Alimentación Escolar Qali Warma continúa sumando reclamos. En esta oportunidad no se trata de intoxicaciones por consumo alimentos en mal estado sino del desabastecimiento de los desayunos escolares. En el mes de mayo, el presidente de la Asociación de Apafas de Lima y Callao, Edgar Trejo Cuentas, denunció que más 260 mil niños de 850 escuelas de inicial y primaria de la capital y del puerto chalaco no recibían sus desayunos desde el inicio del periodo escolar 2015. 

A más de medio año de iniciadas las clases en todo el país la cobertura del programa social no llega aún al 100% pese al compromiso del Ministerio de Desarrollo e Inclusión Social (Midis) y de Qali Warma de regularizar esta situación antes del reinicio de las actividades académicas. Según la Confederación Nacional de Federaciones de Apafas del Perú (Confeapafas), actualmente se viene beneficiando al 95% de los escolares de todo el país, es decir, 3 millones 400 mil menores. Pero existe alrededor de 200,000 niños a nivel nacional que no están recibiendo el desayuno escolar.


 
La  titular del Midis, Paola Bustamante, aseguró que la demora en la entrega de los desayunos en la capital se debió a la selección de nuevos proveedores. Por su parte, Mónica Moreno, directora de Qali Warma, declaró que este año los estándares de contratación de dichos proveedores se elevaron. En ese momento, se afirmó que en Lima, el alcance del programa social estaba al 88%. Si bien esa situación se ha revertido y se ha logrado cubrir la demanda en la capital, aún hay mucho por hacer para mejorar el programa emblema del gobierno de Ollanta Humala.
    
El problema de los proveedores
 
Las nuevas exigencias de Qali Warma responden a una serie de denuncias registradas en sus dos primeros años de funcionamiento. Solo en el 2013, se realizaron más de 90 denuncias a nivel nacional contra el mencionado programa social. No se cuestiona los estándares de calidad que demanda el programa social, lo que se exige es mayor celeridad en los procesos de contratación y sobre todo, la organización oportuna de dichos concursos, aprovechando los primeros meses del año, a fin de no perjudicar a los escolares.
 
Durante el primer trimestre del año solo se utilizó el 2% del presupuesto total destinado al programa  Qali Warma en todo el país, que asciende a S/. 1, 445, 394,008. Al finalizar el segundo trimestre, se ha invertido apenas S/.184, 282,829, que equivale al 14% del total. Ha transcurrido ya más de medio año y resta  S/.1, 233, 904,200. El año pasado, al cerrar el segundo trimestre ya se había invertido cerca de medio millón de soles. Hay un considerable retraso en la ejecución del presupuesto de Qali Warma. La eficiencia de gasto, según el Ministerio de Economía y Finanzas (MEF), hasta el momento es de 15%.
 
Esta cifra es importante, puesto que revela la falta de previsión con la que trabaja el mencionado programa social. El déficit de los proveedores recién ha sido subsanado en el último mes. Al respecto, los representantes de Qali Warma culpan a las empresas proveedoras del servicio de no haberse  presentado a las convocatorias.
 
Este año Qali Warma lanzó ocho convocatorias para contratar proveedores. Las empresas han declarado que su negativa a participar en dichos concursos se debe precisamente al incremento de los estándares de calidad. Ahora se exige la certificación de Principio General de Higiene (PGH) que lo entrega Digesa. Las empresas perciben este trámite como un entramado burocrático que les demanda mucho tiempo y que no les garantiza ganar la licitación. Lo que para ellos implica una pérdida de la inversión. Además, se han mostrado inconformes con los montos referenciales de los productos que se les pedía, ya que estaban por debajo de los precios del mercado. Asimismo, añaden que la entidad tarda hasta cinco meses en pagar por el servicio prestado. Todo esto perjudicó la repartición de los desayunos.
 
Pero no basta con contratar a nuevos proveedores que cumplan con las condiciones sanitarias antes expuestas. Se debe realizar un monitoreo constante a la entrega de los alimentos. La Federación de Apafas de Lima y Callao ha denunciado a través de una nota de prensa los problemas que aún presentan algunos colegios respecto a la información que los proveedores deben especificar en sus productos, así como el número de raciones, el lugar y la hora de entrega. Se tiene que supervisar esta labor para garantizar que los alimentos realmente lleguen a los menores de manera correcta. Ya han pasado más de tres años desde su creación y es momento de que Qali Warma garantice su cobertura al 100% así como su óptima calidad. Tan importante como la educación es la nutrición infantil, la misma que garantiza el aprendizaje y abre las puertas al desarrollo social.

Añadir nuevo comentario

CAPTCHA
Esta pregunta se hace para comprobar que es usted es o no una persona real e impedir el envío automatizado de mensajes basura.
Image CAPTCHA
Enter the characters shown in the image.