Gracias Sr. Presidente, pero sea consecuente

  • Sharebar
Por: 

Nicolás Lynch

Gracias Sr. Presidente Kuczynski por la expresión que tuvo el martes 28 de febrero hablándoles a un grupo de escolares en Palacio de Gobierno cuando les dijo que las mejores universidades en el Perú son estatales, refiriéndose a San Marcos, la UNI y la Agraria; y los animó a estudiar y prepararse para ingresar a las mismas. Gracias por haber refrendado lo que también dijo en el Paraninfo de la Facultad de Medicina de San Fernando en octubre del año pasado, en la celebración del día de la medicina peruana, cuando señaló que usted era un defensor de la universidad pública. Ya sabemos entonces, porque también lo ha repetido varias veces, que usted no está de acuerdo con las universidades chicha, esas estafas educativas que se han multiplicado por todo el Perú.

Si todo esto es verdad, ¿por qué entonces el Poder Ejecutivo que usted encabeza se niega a pagar sus sueldos a los docentes de las universidades públicas tal como la ley lo establece?

¿Por qué ha tenido los dos ministros de educación, Jaime Saavedra y Marilú Martans, que más dinero del presupuesto público han puesto en manos privadas para hacer negocios particulares, negligiendo las necesidades de, por ejemplo, las universidades del Estado? 

¿Por qué mantiene programas farsantes como Beca 18, al cual dedica casi 1,000 millones de soles en el actual presupuesto 2017, cuando las 51 universidades públicas solo tienen 2,400 millones de soles para este mismo año?

¿Por qué no se echa a andar con esos 1,000 millones de soles el Programa de Mejoramiento de la Calidad Educativa de las universidades públicas, que estipula la ley universitaria 30220? ¿O es que esta ley es buena para unas cosas y mala para otras?

¿Por qué mantiene las discriminaciones del Sistema Nacional de Ciencia y Tecnología que administra Concytec —aproximadamente 160 millones de soles— que solo beneficia a los académicos de las ciencias básicas, las ciencias médicas y las ingenierías, marginando a las ciencias sociales, las humanidades, el derecho y la economía?

¿Por qué igualmente se margina de la condición de docente investigador —con la subvención del 50% del haber total que esto significa— a todo aquel que no sea de las mismas ciencias básicas, médicas o ingenierías?

¿Por qué cuando se trata el problema de la universidad pública, como lo hizo su Premier Fernando Zavala en agosto del año pasado, se tiene la osadía de ofrecernos 100 millones de soles, semejante migaja ante nuestras inmensas necesidades, en lugar de afrontar el tema con seriedad?

¿Es que el modelo de Chinchero se está convirtiendo en una epidemia nacional?

Si quiere ser consecuente con sus dichos séalo de a verdad Señor Presidente o guarde silencio.

Compartir: 

Comentarios

Añadir nuevo comentario

CAPTCHA
Esta pregunta se hace para comprobar que es usted es o no una persona real e impedir el envío automatizado de mensajes basura.
Image CAPTCHA
Enter the characters shown in the image.