Cusco reclama proyectos de desarrollo

  • Sharebar

En el Sur del Perú empieza a gestarse protestas por las ofertas electorales incumplidas del presidente Pedro Pablo Kuczynski (PPK), quien en el fervor de la campaña prometió destrabar los proyectos del gasoducto, aeropuerto de Chinchero, Majes II e incluso realizar la descontaminación del Titicaca. Hasta el momento no ha cumplido y en el Cusco se realizará  un paro, mientras que en Puno se ha programado una paralización el 22 y 23 próximo.

El antropólogo David Ugarte Vega-Centeno, exdirector del Instituto Regional de Cultura el Cusco sostuvo que se está asistiendo a un desgano muy rápido de los diferentes sectores en esa Región que tenían la esperanza de ver otro estilo de gobierno.

El problema para PPK radica en que cuando fue al Cusco previo a las elecciones realizó varios ofrecimientos y prácticamente hizo suyo el compromiso regional en temas delicados como la conexión del gaseoducto, y en el Cusco el tema del gas muy fuerte.
Se trata de un producto por el que cobran muy poco cuando se trata de vender a México, pero a los cusqueños se les está cobrando en los recibos de luz y no tienen gas. “De acá sale el gas, pero somos la región sin gas. Se está exportando el gas a un precio de regalo a México, pero no tenemos gas en Quillabamba y el poco que hay tiene un precio altísimo”, explica Ugarte.

CHINCHERO
El tema del aeropuerto es una situación que genera dos lecturas. Se han hecho todos los niveles de avance. Se han pagado las expropiaciones de terrenos, los justiprecios y en algunos casos se ha pagado más de lo debido. 

Se hizo un plan para que empezara este año la remoción de tierras, pero de pronto salen con que no se ha ordenado bien el proyecto, que se está revisando porque está mal estructurado y ahora dicen que no empezará este año.

Ugarte considera que la están tirando a la larga, “tengo más de 30 años en este tipo de situaciones y esos argumentos los he escuchado hace muchos años. No se cumple y están jugando con la esperanza del pueblo”.

Una segunda lectura dice que si hay un aeropuerto en el Cusco los hoteles de Lima se van a perjudicar y en ese nivel hay muchos niveles de suspicacias. “Sabemos que el aeropuerto de Chinchero lo van a prolongar lo máximo que puedan. Entonces en el Cusco ha ido creciendo la convicción de que si no hay grita no habrá ningún nivel de compromiso. Sin lucha no hay victoria y ese pensamiento está calando y recorriendo todas las provincias”, asegura.

El lunes hubo un conversatorio entre todos los gremios que tienen actividades políticas en el Cusco. Se están aglutinando todas las organizaciones y hay coincidencias en que se debe actuar con firmeza.

En Urubamba, donde queda el aeropuerto Chinchero, se está hablando de la radicalización de la huelga. Actualmente todas las autoridades están reunidas pues Urubamba está de aniversario y el tema en común es el inicio de las protestas contra el gobierno.

SIN MACHU PICCHU
El antropólogo manifiesta que no debe quedar dudas que si en las primeras manifestaciones el ejecutivo no da soluciones a las demandas luego las protestas serán radicales y se habla de cerrar el acceso a Machu Picchu. Ese es el sentimiento que se respira en el Cusco y en el sur del Perú.

La calentura social está subiendo rápido y al máximo, sobre la base de algunos sectores claves. Los dirigentes y la población saben que el turismo deja ganancias pues cuando se cayeron los puentes en el Cusco y no hubo acceso a Machu Picchu, la ciudad y la población fueron muy afectados por la falta de turismo. Desde entonces se valora aún más esta actividad y ahora lo que reclaman es un turismo sostenible y diversificado.

Mientras tanto el proyecto de la transoceánica es una carretera vacía y para la población no existe. Por ahora las protestas serán medidas, una especie de pulseo que irá calentando esta etapa de destrabamiento que anunció el presidente Kuczynski y lo que piden los cusqueños justamente es eso, “que se empiece a destrabar”.

“Las justificaciones que está dando el gobierno para no avanzar, por ejemplo con el aeropuerto Chinchero, no tienen sustento y lo mejor es que vengan al Cusco a dar la cara, así como hicieron en Las Bambas. El pueblo se está manifestando y es hora que el Ejecutivo tome cartas en el asunto, pues mañana puede ser muy tarde”, concluyó.

 

Compartir: 

Comentarios

Añadir nuevo comentario

CAPTCHA
Esta pregunta se hace para comprobar que es usted es o no una persona real e impedir el envío automatizado de mensajes basura.
Image CAPTCHA
Enter the characters shown in the image.