Nos están metiendo la mano al bolsillo

  • Sharebar
Por: 

Alejandra Dinegro Martínez

Nos están metiendo la mano al bolsillo de la manera más descarada. El Presidente Vizcarra, al asumir el cargo, anunció un Gobierno que impulse un nuevo pacto social con el país, sin embargo, no viene concertando con los ciudadanos de a pie, sino con los mismos socios de PPK.

A través del Ministerio de Economía, ha decretado, de manera unilateral, un “paquetazo económico” que afecta directamente a los bolsillos de los más vulnerables y de la gran mayoría ciudadana que viven una situación de precariedad, de desempleo y aumento de la pobreza.

Este ajustón responde, en efecto, a la elevación de los impuestos para recaudar este año 2,000 millones de soles y mantener la caja fiscal, mantener al Estado. ¿A costa de quiénes?  De los más pobres. La inversión pública que tanto se requiere hacer, será a costa de los bolsillos de los ciudadanos de a pie, para que intereses privados, ejecuten las obras, lleven a cabo las asociaciones público-privadas y en muchos casos, se den adendas con un margen de ganancia, totalmente favorables a empresas como Graña y Montero (fuertemente vinculada al escándalo Odebrecht).

Este “paquetazo económico” se basa en la modificación del Impuesto Selectivo al Consumo (ISC), que dispone aplicar una tasa impositiva de 25% a las bebidas azucaradas que poseen 6 gramos o un mayor contenido de azúcar por cada 100 mililitros. Las que tengan menos mantendrán una tasa de 17%. La norma incluye a las bebidas como el agua mineral y la gasificada, con adición de azúcar u otro edulcorante. Así también, a la cerveza sin alcohol y otras bebidas que establezcan dicho nivel de azúcar. Además de elevar el precio de los cigarrillos de tabaco negro y rubio, el cual pasará a costar de S/ 0,18 a S/ 0,27 cada uno.

De acuerdo al decreto emitido por el MEF, los vehículos nuevos para transporte de pasajeros que tengan algún mecanismo dual, como gas o eléctrico, no pagarán impuestos y los vehículos a gasolina nuevos, tendrán una tasa de solo 10%. Mientras que los vehículos nuevos que usen diesel o semidiesel tendrán una tasa de 20%, y los vehículos usados se les aplicará una tasa de 40%. 

El supuesto objetivo de desincentivar el consumo de bebidas gaseosas, cigarrillos y cervezas, como parte de una medida de salud, ha sido concebido por la ciudadanía, como el pretexto para meterles la mano al bolsillo y raspar el fondo, para llenar los bolsillos de otros, a costo de la indiferencia estatal hacia los problemas ciudadanos. Elevar el precio del diésel vehicular y del gasohol, es elevar el costo de dos de los combustibles de mayor uso en el país.

La regulación en industrias específicas que venden productos con altos índices de azúcar, y otros ingredientes, que puedan considerarse, lesivos a la salud, deben ser enfrentados a través de una política pública sanitaria y educativa (orientada a la prevención), mas no con un paquetazo. Del mismo modo, el alza de combustibles, que busca hacer pagar más a aquellos que consumen el combustible más contaminante. ¿Acaso no se ahorraría más priorizando nuestros propios recursos energéticos, como el Gas de Camisea, a nuestro mercado interno, en lugar de cuasi regalarlo al extranjero? 

Una vez más, ante problemas económicos estructurales, los gobiernos de turno prefieren meter la mano al bolsillo de los sectores populares y medios, antes que hacer pagar las jugosas deudas tributarias que mantienen las grandes empresas a través de inverosímiles exoneraciones tributarias que han alcanzado 16 mil millones de soles anuales y muchas de ellas son producto de “lobbies” empresariales. 

Este contubernio de Vizcarra y la mayoría fujimorista en el Congreso, pretenden mantener los privilegios tributarios que tienen grandes empresas de agro exportación, minería, universidades, banca, etc., empresas que están ligadas a los más cuestionados miembros de la bancada fujimorista, como es el caso de José Chlimper, director de la agroexportadora Agrokasa, ex ministro de Agricultura de Fujimori, secretario general de Fuerza Popular y miembro actual del directorio del Banco Central de Reserva (BCR). ¿A quiénes beneficia realmente, este “paquetazo”? A usted y a mí, no.  A otros sí.

Tras alza del ISC, y del “gasolinazo”, en Cusco y en Puno se realizaron paros regionales contra el "paquetazo" del Ejecutivo. En Huancayo y La Libertad ya subieron los pasajes y aquí en Lima, las calles y mercados ya dan cuenta de cierto aumento de precios. Hace unos días, en Lima, se movilizaron miles de personas exigiendo que se derogue este Decreto emitido por el Ministerio de Economía. El malestar está en aumento, chocar con el bolsillo de la gente, no es la mejor opción en tiempos de crisis, de hambre y de desempleo.

Añadir nuevo comentario

CAPTCHA
Esta pregunta se hace para comprobar que es usted es o no una persona real e impedir el envío automatizado de mensajes basura.
Image CAPTCHA
Enter the characters shown in the image.