Marielle Franco, luto y lucha

  • Sharebar
Por: 

Aída García Naranjo Morales

Escribo desde la tierra del poeta Jorge Amado, Salvador,  Bahía, Brasil. El 13 de marzo empezó aquí el Foro Social Mundial (FSM)  con el eslogan de Resistir, crear; resistir y transformar. El sábado 17 culminó el evento. Llegué con la expectativa del intercambio de diferentes momentos de fuerte expresión política y claro que lo fue, ¡mas no como lo imaginé! 

El FSM es una iniciativa de articulación global desde la sociedad civil organizada, nacida en Porto Alegre en el 2001, que promueve el encuentro democrático y plural y de resistencias, impulsando el debate mundial, la reflexión colectiva y critica al modelo, el intercambio de experiencias, así como la construcción de redes entre los movimientos, colectivos y organizaciones que se oponen a la lógica del dominio del mundo por el capital.

Participaron en esta oportunidad más de 60,000 personas que asistieron de los diferentes continentes y 650 indígenas de 70 pueblos originarios de Brasil y población nativa de otras latitudes, en particular africanas. Los campus de la Universidad Federal de Bahia (UFBA) y la calle fueron los lugares elegidos para el desarrollo de las actividades programadas por el foro.

Diversos ejes temáticos convergieron en el debate 2018 del FSM: territorialidades, comunicación, tecnología y modos libres, cultura de resistencias, democracia, democratización de la economía, desarrollo, justicia social y ambiental, derecho a la ciudad, derechos humanos, educación y ciencia para la emancipación y la soberanía de los pueblos, feminismo y lucha de las mujeres , LGBTQI y diversidad de género, luchas anticoloniales, mundo sin racismo, intolerancia y xenofobia, paz y solidaridad entre los pueblos indígenas, mundo de trabajo, vidas negras importan y política migratoria frente al pacto global migratorio, así como derechos de los migrantes y sus familias, refugiados, apátridas y asilo. En relación a estos temas participamos como  Espacio Sin Fronteras, articulación continental en defensa de los/las migrantes.  Presido esta red y asistía con un equipo de 4 miembros de ESF.

El miércoles 14, el asesinato de Marielle Franco, concejala electa del Partido Socialismo y Libertad (PSOL), consternó al país, al mundo y al FSM.

El Foro modificó su agenda, trastocando horarios y actividades y se sumó a las protestas y dolor de las/los activistas brasilerxs presentes, invadidos de llanto, coraje y de camino a expresar su rabia e indignación en las calles bahianas, como fue en todo el país, veloz y contundente respuesta, masiva y popular.

Marielle, voz de los sin voz
Socialista, negra, feminista, lesbiana, pobre de las favelas, socióloga, activista de derechos humanos, símbolo de luchas populares, autoridad electa con 46,000 votos en 2016; esa era Marielle.  

Una mujer joven, vibrante y extrovertida que nació en Mare, una de las favelas más grandes de Rio de Janeiro. 

Marielle Franco había denunciado que con las medidas de militarización en las favelas, ordenada por Temer; se estaban produciendo abusos extremos y se estaba matando sobre todo a jóvenes negros. Iba a presidir la Comisión Investigadora que buscaría investigar, determinar responsabilidades y sancionar a los culpables. Repudió la política de militarización y criminalización en las favelas más pobres de Sao Paulo. 

Cinco balas acabaron con su vida.
Fue un crimen de amedrentamiento, después de salir de un evento con otras mujeres. Crimen de violencia política. Crimen de odio.

¿Quién la mató?
Es lo que Brasil y el mundo quieren saber, quién mató a la regidora luchadora y a su chofer, Anderson Gomes.

En este país se vive un sentimiento de dolor, pero sobre todo de impotencia ante la impunidad. Las balas usadas en estos crímenes hacen parte de un lote desviado de la Policía Federal y ya fue usado en otras muertes, como lo revela el diario Tribuna de Bahia (www.tribunabahia en su edición del 17/ 18 /03/18).

Según Gilson Conzatti, presidente de la Unión de Vereadores (regidores) de Brasil  (UVB), con la muerte de Marielle son 35 los vereadores asesinados en los últimos dos años.
Nuevamente esta vez en Río, la violencia política dejó su marca de crueldad y muerte.

"Brasil, vive un clima de irresponsable demonización  e intolerancia con las actividades políticas" y Conziatti argumenta que "las motivaciones son ideológicas y partidarias en las ejecuciones". La UVB y el Forum Nacional de la Mujer Vereadora exigen el esclarecimiento del asesinato de Marielle para limpiar la mancha vergonzosa de ejecuciones que como esta causan al pluralista democrático.

El coordinador criminal del Ministerio Publico de Río de Janeiro, procurador Jose Maria Panoeiro, declaró a la BBC de Brasil que un análisis inicial del asesinato de la regidora carioca, apunta a un posible involucramiento de policías, agentes milicianos del crimen. Estas milicias son firmadas principalmente por policías militares y policías civiles, bomberos y los mismos integrantes de las fuerzas armadas. Se dispararon por lo menos nueve tiros en el barrio Lapa en el centro de Rio, donde ocurrió el crimen.

Según relata Panoeiro, el carro fue seguido por otro auto, de donde se dispararon los tiros. Marielle fue alcanzada por cuatro disparos en la cabeza. El considera poco probable un ataque de traficantes o de asaltantes. El chofer murió de un tiro en la cabeza, lo cual demostraría un alto grado de planeamiento.

Otras hipótesis requieren ser analizadas e investigadas.
Como antecedente, el 13 de agosto del 2015 tres policías militares y un guardia civil fueron condenados por otras muertes. El Consejo de Derechos Humanos acompañará las investigaciones.

Este crimen de ninguna manera puede quedar impune. Los responsables deben ser ubicados y llevados a los tribunales, para recibir la máxima sanción. 

Luto y lucha
Se reflexiona que  el futuro de activistas y militantes de las favelas de Río de Janeiro están en manos del Estado. La respuesta del gobierno y el Poder judicial determinará el rumbo de la situación. Desde la sociedad y los partidos de oposición es la hora de mostrar el compromiso de la lucha contra la impunidad y los asesinatos que precisan ser esclarecidos en forma rápida. Las feministas peruanas convocaron por ello a un plantón en el frontis de la sede de la embajada de Brasil en Lima el lunes 19. 

Una mezcla de miedo, indignación y esperanza vislumbran en Brasil los especialistas en seguridad pública y defensa de los derechos humanos "callar esta voz de forma tan bárbara coloca en cuestión que otras personas puedan tomar esa voz y seguir adelante" afirmó el sociólogo Ignacio Cano, de la Universidad Estadual de Rio de Janeiro. Vislumbra también una movilización creciente en defensa de los derechos básicos. Cita como ejemplo el crimen de la jueza Patricia Acioli, asesinada por policías corruptos en 2011, que fueron condenados. 

Para la directora de Human Rights Watch de Brasil, Maria Laura Canineu "esta muerte tiene el objetivo de promover miedo, ya que lidian con una militarización creciente" en las operaciones militares en las favelas dispuestas por el Gobierno de Temer.
"El mandato electivo de una militante histórica, tendría la fuerza para provocar autocensura en algunos activistas", afirma Canineu.

Hay, sin embargo, una indignación activa.

No paralizarnos, seguir. Como mujer, voy a decir que nos han quitado tanto, que nos han quitado el miedo. El reciente 8 de Marzo marca un antes y un después en la lucha global de las mujeres por más derechos para todxs.
Infinidad de mensajes posteriores al crimen de odio político a Michelle afirman: podrán matar una flor, dos flores, tres; pero la primavera jamás dejará de florecer. 
Nos hemos expresado en  el FSM y en todo Brasil, al sonoro grito, unísono, al que sumo mi voz con fuerza: ¡FORA TEMER

Compartir: 

Añadir nuevo comentario

CAPTCHA
Esta pregunta se hace para comprobar que es usted es o no una persona real e impedir el envío automatizado de mensajes basura.
Image CAPTCHA
Enter the characters shown in the image.