Todo sigue igual, pero hay un gran cambio

  • Sharebar
Por: 

Francisco Vizconde

DE KEIKO Y PPK
El triunfo en primera vuelta de la hija del dictador Alberto Fujimori, Keiko Sofía, es el resultado de su intensa actividad en los últimos años y la sintonía con una población pobre que considera que su padre fue el mejor Presidente del Perú y vencedor del terrorismo. Este recuerdo es más fuerte y duradero que el alto nivel de corrupción y de atropello vil a los derechos humanos, al menos para algo más de la tercera parte de peruanos y peruanas. No importan las tortas que recibía Abimael Guzmán de parte de Montesinos, la desaparición del GEIN (Grupo Especial de Inteligencia) que capturó al líder terrorista por orden de Fujimori porque nunca fue informado (ni Montesinos) del eficiente trabajo de inteligencia del GEIN para la captura de Guzmán Reinoso; tampoco importa los crímenes de lesa humanidad, ni el encarcelamiento por los delitos cometidos por el prófugo ex Presidente, menos los miles de miles de dólares que recibía la ex primera dama (atropellando a su propia madre) para sus estudios y de sus hermanos de parte de Montesinos. Nada importa. Son peruanos y peruanas desinteresados de algún impulso moralizador. Por supuesto, es la candidata predilecta del cardenal Cipriani cuyo discurso evangelizador no considera las atrocidades de tipo sexual del sodalicio y su jerarquía; Cipriani tiene un especial y muy raro código de moralidad y ética.

La pareja de Keiko Sofía Fujimori Higuchi, el representante de las grandes transnacionales, Pedro Pablo Kuczynski, es su oposición para la segunda vuelta. Era desde diciembre de 2015 el escenario probable, es decir un escenario de derechas, que se ha consolidado con su amplia mayoría congresal. El discurso del gringo, muy conectado con los servicios básicos a amplios sectores de población pobre, renuente –sin embargo- a hablar con claridad sobre la lucha contra la corrupción pública y privada y la defensa de la soberanía nacional, expresa también las simpatías de un sector que apostó por alguien que podría derrotar a Keiko Sofía en la segunda vuelta. Para este sector, no importa cuál será el derrotero económico del Perú que nos libere de tanta dependencia de los precios internacionales de nuestras materias primas que afecta la satisfacción de las necesidades básicas de la población, ni tampoco importa imaginar cuál será la ruta para vencer la pobreza educativa y de servicios de salud pues con el mismo modelo económico de Keiko y PPK los problemas centrales siguen con soluciones postergadas y con dramáticas consecuencias como las muertes de niños por los efectos del frío en el Sur y del calor en el Norte, siendo la causa indiscutible su situación de pobreza extrema frente a la cual el modelo neoliberal en la economía solo tiene rostro deshumanizado. No importa, o hay poca información, la entrega canallesca de cientos de millones de dólares a la estadounidense Compañía Internacional de Petróleo (IPC) promovida por PPK cuando era alto funcionario del Banco Central de Reserva y la condonación de otros tantos por pago de renta (una parte del contenido de la famosa página 11). El colorado sabe ser un buen gringo, de toda su vida: tiene el rostro y la experiencia de eficiente vende Patria.

Ambos, Keiko y PPK apuestan a una mayor reducción del Estado (ya está muy pequeño), lo que significa menor protección a los y las pobres del Perú, la privatización de servicios y el bajo control sobre la inversión pública; es decir, más pobreza con mayor corrupción. Estos temas no están en la bandeja de ideas, propuestas e iniciativas de las derechas en el país.

DE VERONIKA MENDOZA
El espectacular salto desde “otros” al tercer lugar es una victoria de gran envergadura. Verónika Mendoza creció contra todo pronóstico y pese a la intensa campaña mal sana, preñada de interesados temores creados. Claro que hubo un paquete de factores. El escenario electoral hasta mitad de febrero, con Acuña y Guzmán no le era favorable a la congresista cuzqueña. No vislumbraba su actoría en la lista de candidatos; el Frente Amplio, muy pequeño, alejado de la mayoría de la izquierda, con poquísimos recursos económicos, no tenía cómo despegar, además no favorecía algunos excesos verbales de la candidata como aquel de considerar a la oposición política de derecha, centro e izquierda venezolana como golpista. En el nuevo escenario, sin Acuña y Guzmán, con el apoyo de la izquierda que no está en el Frente Amplio y, con este apoyo, la activa movilidad de Verónica en todo el país y el discurso de esperanza renovada de construir un país sobre nuevas bases económicas y constitucionales, fue posible el salto espectacular hasta casi pisar la alfombra de la segunda vuelta.

El arribo al Congreso de la República de al menos 20 representantes del FA es un hecho inédito de los últimos 30 años. Recupera para la izquierda la oportunidad de mostrarse al país como un amplio espacio de propuestas frente al continuismo del modelo neoliberal en lo económico y político. Recupera para la democracia un extendido contingente de jóvenes que inicia su vida política en oposición a un modelo que viene desde el oscurantismo fujimorista. Recupera para el futuro la esperanza de organizar una nueva representación que asuma las grandes tareas del cambio en democracia y con justicia social.

Pese, a que el escenario sigue igual, el gran cambio, el cambio que un amplio sector de peruanos y peruanas esperaba, buscaba, anhelaba, está a punto de producirse. No es el honroso tercer lugar de Verónika Mendoza (pese al terrorismo verbal contra ella), tampoco lo es la conquista de al menos 20 congresistas. Es el comienzo. El gran cambio está por llegar, si las izquierdas, sus liderazgos de canas y la juventud nueva, dan el gran salto a organizar el espacio de la nueva representación. No habrá otra oportunidad. La felicidad, la belleza y la alegría ya no deben ser la esperanza ni el sueño. Es el momento de hacerlas realidad. La democracia tendrá, entonces, un nuevo rostro. Comencemos a caminar en esa ruta.

¿Cuáles son los retos inmediatos? Allí está el debate, la reflexión y los compromisos

Compartir: 

Añadir nuevo comentario

CAPTCHA
Esta pregunta se hace para comprobar que es usted es o no una persona real e impedir el envío automatizado de mensajes basura.
Image CAPTCHA
Enter the characters shown in the image.