Segundo estudio de impacto de Tía María debe ser revisado

  • Sharebar
Por: 

Ricardo Giesecke

Exministro explica que cuestionamientos a proyecto minero deben ser subsanados.

El exministro de Ambiente Ricardo Giesecke dijo al diario UNO que es necesario que un grupo de expertos independientes revise el segundo Estudio de Impacto ambiental del proyecto minero Tía María a fin de que las observaciones y cuestionamientos sean resueltas por la empresa.

“Hay que revisar a fondo como se debe este segundo estudio y por lo tanto se debe contratar un grupo independiente de expertos para lo que revise y dé su opinión al respecto, tal como lo ofreció la gobernadora de Arequipa hace más de un mes pero ahora se desdice. El gobierno se ha puesto en sus trece y no le da la gana de hacerlo”, subrayó.

Sostuvo que una de las observaciones que genera preocupación es que no se incluye un estudio de factibilidad que especifique cómo se construirá la planta desalinizadora y el proceso de desalinización, para así no usar los recursos hídricos del valle del Tambo.

“Lo peor de todo es que no se explica con detalle técnico sobre cómo se hará su construcción y el proceso específico de desalinización de las aguas, que posteriormente utilizarán para el proceso de extracción del mineral”, recalcó.

Indicó que no se puede imponer por la fuerza un proyecto minero cuyo estudio de impacto ambiental aún tiene serias dudas técnicas, y lo peor de todo “que no tiene legitimidad ni licencia social”.

“La empresa, en vez de levantar las 138 observaciones de fondo del primer estudio, simplemente espero que el Ejecutivo le pida un segundo estudio de impacto y luegole diga no lo apruebo. Al gobierno no le interesó revisar el nuevo estudio y ahora dicen que está bien, que se respeta el estado de derecho y yo soy el que manda aquí”, afirmó.

Recalcó que un segundo cuestionamiento es la distancia de los centros de monitoreo que deberán evaluar permanentemente los niveles de contaminación de Tía María, ya que el polvo mineral que producirá la explotación podría impactar en los cultivos y en la salud de los pobladores del valle del Tambo.

“Los técnicos han dicho que estos centros de monitoreo se encuentran muy lejos de la mina misma, incluso uno de ellos estará a 5.5 kilómetros de La Tapada, el tajo más relevante en el proyecto; lo cual no permitirá analizar con exactitud los niveles que la ley exige”, aseveró.

El exministro sostuvo que un proyecto minero tan grande como Tía María generará un gran impacto en Islay y por lo tanto deben explicarse cómo se mitigara. “Este proyecto requiere una mirada amplia y legítima incluso con la población pues cuando se habla de diálogo debe ser horizontal y no solo explicar los supuestos beneficios sino debatir por qué es inviable o no”, explicó.

ADEMÁS
“Hay que poner paños fríos y sentarse a dialogar con la cabeza fría porque ni este proyecto minero y ningún otro merece un muerto más. El estado de emergencia no debe ser pretexto para sentar a todos y tratar de convencer o imponer que este proyecto es bueno mientras que no se corrijan los errores del estudio de Tía María”, precisó.

Javier Solís / diario UNO

Añadir nuevo comentario

CAPTCHA
Esta pregunta se hace para comprobar que es usted es o no una persona real e impedir el envío automatizado de mensajes basura.
Image CAPTCHA
Enter the characters shown in the image.