Presupuesto aún más centralista para el 2016

  • Sharebar

El proyecto de Ley de Presupuesto del Sector Público para el Año Fiscal 2016 sustentado en el Congreso por el gabinete Cateriano, que asciende a S/.138.491 millones, actualmente se encuentra en debate en la Comisión de Presupuesto y la última semana de noviembre será debatido en el Pleno, que decidirá su aprobación o no.
 
Si bien es cierto representa un crecimiento de 6,6% respecto al presupuesto del año 2015, este aumento tiene un menor vigor que lo observado los años anteriores con un incremento promedio superior al 9%.

Como puntos a favor se destaca el incremento en los sectores Educación y del Interior y se cuestiona que haya bajado el presupuesto en el sector Salud y debilite económicamente a los gobiernos regionales y locales, teniendo en cuenta que el próximo año habrá Fenómeno El Niño (FEN) y de seguro habrá una demanda extra por atención de salud.
 
Llama la atención que cuando se requiere reorientar las exportaciones y diversificar los productos, el presupuesto asignado al Comercio Exterior y Turismo sea 11.9% inferior que el presupuesto ampliado del 2015.
Otros sectores que han sufrido recortes son Energía y Minas (-5%), Desarrollo e Inclusión Social (-3%), Medio Ambiente (-2%) y Salud (-2%).
    
CENTRALISTA
El presupuesto planteado por el Ejecutivo implica una mayor centralización de recursos en el gobierno nacional en desmedro de los gobiernos regionales y locales, justo en un año electoral, lo que puede dar pie a conflictos sociales en el interior del país.
 
El economista Raúl Mauro sostiene que en contra de la política de Estado 8 del Acuerdo Nacional, se observa un fortalecimiento del proceso recentralizador de recursos que perjudica esencialmente a los gobiernos locales al recortarles su presupuesto de 12.1% a 10.7%. De manera similar, la participación de los gobiernos regionales se reduce de 14.9% a 13.9%. En contraste, el Gobierno Nacional incrementa su porción de recursos de 73% a 75.3%.
 
Esto sucede pese a que el nivel de ejecución de los gobiernos regionales y locales ha mejorado sustancialmente. A la fecha, el nivel de ejecución de los gobiernos regionales es de 54.8% y del gobierno nacional es 54.3%, mientras que los gobiernos locales han mejorado su nivel de ejecución pasando de 67.9% el 2011 a 77.5% el 2014.
 
Los que más han sufrido la merma de su presupuesto son la Municipalidad de Lima Metropolitana, el gobierno regional de Loreto y Apurímac han con -28.4%, -10.7% y -9.4% de sus presupuestos y los que tienen mayor cantidad de recursos son el gobierno regional del Cusco, que alcanza el 7% del total del presupuesto, siendo seguido por los gobiernos regionales de La Libertad y Piura con 6.8% y 6.2%.
 
El incremento más alto del presupuesto a nivel de gobiernos regionales se ha registrado en Cajamarca, Ancash y Cusco en 9.6%, 5.3% y 5%.
 
La lógica dice que si habrá necesidad de afrontar demandas urgentes, los primeros que tienen que responder son las autoridades locales, pero ¿cómo lo harán con menos presupuesto?. Si es que se centralizan los recursos, no habrá una respuesta rápida en casos de emergencias y no se puede dar respuestas estándares a problemas que serán distintos, según como sean afectadas cada zona.
 
Por ejemplo, mientras que el FEN afectará con lluvias en la costa norte, en la sierra habrá sequías. Por ello no se puede dar respuestas únicas en un país tan diverso, teniendo un presupuesto manejado desde el centro.
 
EDUCACIÓN Y ENDEUDAMIENTO
 
En el caso de educación se ha registrado un importante incremento en el presupuesto, pero se ha mejorado notablemente en áreas urbanas y no tanto en rurales, por lo que el incremento en este sector debería ser con equidad.
 
Para sustentar el presupuesto del 2016 se está incurriendo en un fuerte endeudamiento como resultado de la caída de los impuestos y de algunos ingresos (canon, regalías y otros), lo que generará una reducción de recursos de aproximadamente 8.4 mil millones de nuevos soles.
 
Para compensar este déficit y cubrir las nuevas demandas de gasto se prevé un incremento de la deuda pública en 15.9 mil millones, lo que representa un 2.5% del Presupuesto de 2016, es decir un aumento de 246% con respecto al endeudamiento previsto para el 2015.
 
Otros pliegos sectoriales que han tenido un incremento significativo son los que conforman el Sistema Electoral: JNE, ONPE y RENIEC (204%, 127% y 119%), debido a la proximidad de las elecciones.
 
Frente a ello, el Congreso tiene la responsabilidad de hacer que el Ejecutivo formule un replanteamiento del Presupuesto para que no haya una reducción en materia de salud y los gobiernos regionales y locales tengan una mayor disponibilidad de recursos para atender las urgencias que tendrá -por ejemplo- con el fenómeno El Niño que, de acuerdo a los pronósticos de los especialistas, será de gran intensidad.

Compartir: 

Añadir nuevo comentario

CAPTCHA
Esta pregunta se hace para comprobar que es usted es o no una persona real e impedir el envío automatizado de mensajes basura.
Image CAPTCHA
Enter the characters shown in the image.