Para Tania Quispe, jefa de la SUNAT

  • Sharebar
Por: 

Carlos Bedoya

Aprovecho el espacio que me brinda el diario UNO para enviarle un mensaje Sra. Quispe,ya que usted es la responsable de la recaudación tributaria en el Perú. Nada más y nada menos que la encargada de cobrar los impuestos en un país que ha querido vivir de la extracción de recursos naturales a manos de grandes corporaciones extranjeras y la privatización de buena parte de los servicios públicos.

Al parecer usted y su equipo no ha tomado con atención la enorme elusión tributaria de Minera Yanacocha S.R.L. por cientos de millones de dólares, no solo por el uso grosero del mecanismo contable llamado “deterioro de activos de larga duración” por más de 1,000 millones de dólares en 2013, sino también de la inflación de sus costos de ventas por onza que entre el 2006 y 2013 duplicaron el de Barrick, que realiza una operación similar y de allí comparable técnicamente.

Solo por esas dos prácticas, Yanacocha habría dejado de pagar más de 800 millones de dólares a la caja fiscal. Y no hace falta que le diga qué se hubiera podido hacer con toda esa plata.

Peor aún, luego de la publicación de libro “El Caso Yanacocha” del periodista de investigación Raúl Wiener y el contador público Juan Torres, disponible en el portal www.latindadd.org, han empezado a aparecer otros casos, aún no todos publicados, que dan cuenta de que las grandes empresas se están levantando en peso al país. Al menos he tenido conocimiento de otra minera, una línea aérea, una empresa de alimentos, una aseguradora que usan diversos mecanismos para eludir impuestos.

Por eso es clave que revise el informe de OxfamIntermón N° 36, titulado “La Ilusión Fiscal: demasiadas sombras en la fiscalidad de las grandes empresas”, disponible en internet, y que muestra el entramado de empresas off shore ubicadas en paraísos fiscales, que forman parte de la estructura empresarial de Repsol, Telefónica, Mapfre, BBVA, y otras corporaciones españolas que operan en el Perú.

Y vamos, esta estructura no sirve para que los ejecutivos tomen vacaciones. Esto sirve para eludir impuestos. Si la Sunat pasa por alto el caso Yanacocha (y el hecho de que Newmont tenga sede en Delaware), y se escuda en la reserva tributaria para no aclarar este tema, qué podemos esperar de otros casos que involucran a empresas aún más poderosas. A propósito ¿qué fue de la acotación tributaria que Sunat hizo a Telefónica en 2011?

Fui uno de los que celebraron que Usted haya creado la gerencia de fiscalidad internacional, pero ahora lamento su inacción en el caso Yanacocha. Y ojo, que van a seguir saliendo más casos como este que, además de mostrar el fraude de las empresas, confirmarán la inacción –cuando no complicidad– de la institución que usted dirige.

Publicado 

Comentarios

Añadir nuevo comentario

CAPTCHA
Esta pregunta se hace para comprobar que es usted es o no una persona real e impedir el envío automatizado de mensajes basura.
Image CAPTCHA
Enter the characters shown in the image.