Los by pass de Castañeda no solucionan nada

  • Sharebar

Después de conocerse las negociaciones que Castañeda Lossio, a través de Giselle Zegarra, habría realizado con la empresa brasileña OAS para impedir el proyecto Río Verde y utilizar el dinero de ese proyecto en la construcción del by pass de la avenida 28 de julio, la desconfianza se ha instalado sobre los proyectos que plantea el alcalde de Lima.

El anuncio de la construcción de 18 by pass en diferentes distritos de Lima ha generado el rechazo de especialistas y algunos alcaldes distritales que consideran que no solucionan la congestión vehicular y sólo traslada el tráfico de una cuadra a otra.

Gustavo Guerra García, expresidente de Pro Transporte y especialista en el tema, explicó que Castañeda Lossio pretende enfrentar el problema del transporte con ideas del pasado, cuando se planteaba que la solución era ampliar los carriles y construir intercambios viales.

Sostuvo que ese pensamiento es incorrecto pues la tasa de motorización de Lima es muy baja. Solo el 17% de limeños usa vehículos particulares, por lo que en realidad no hay exceso de vehículos.

Para disminuir la congestión del transporte se requiere una red de semáforos inteligentes, con el apoyo del MTC debido a que es costoso, y proseguir la reforma de transporte que fue suspendida por Castañeda Lossio.

Ello con el apoyo de la policía debidamente capacitada, pues actualmente la policía trabaja con mecanismos rudimentarios en una ciudad que debería tener cinco mil semáforos inteligentes y sólo tiene un promedio de mil. Para terminar con el caos no se necesita construir by pass o modificar la infraestructura vial. 

Con excepción de las avenidas Panamericana Norte y Javier Prado, que si requieren ampliar su capacidad vial debido a que tiene una demanda muy grande, en el resto de la ciudad la congestión se puede solucionar con una red semafórica inteligente y con la reforma de transporte.

El especialista dijo que si después de resolver la gestión de tránsito y completar la reforma se mantienen los problemas, recién entonces se puede ver el tema de la infraestructura vial.

LA MOTIVACIONES
Los dividendos (comisiones) que dejan obras de esta naturaleza, como lo advierten los críticos de Castañeda, podrían ser una motivación para la actual gestión edil; sin embargo, Guerra García considera que, además, Castañeda Lossio no enfrenta el problema del transporte debido a que tiene un alto costo político.

Explicó que en la anterior gestión, cuando iniciaron la reforma en las avenidas Tacna y Arequipa se tuvo que retirar del sistema 1,500 unidades y además reemplazar 3,400 combis por buses. El costo político es alto y Castañeda Lossio no quiere asumirlos. La gente se molesta y los transportistas realizan marchas y protestas.

Cuestionó que la gestión amarilla haya cancelado varios contratos de la reforma del transporte urbano de los Corredores Complementarios y del Sistema de Recaudo Privado de tarjetas del SIT de Lima sin base legal aparente.

Canceló las licitaciones de los Corredores de Integración y Aproximación y cortó los contratos para la infraestructura básica y semaforización de los corredores principales. Anuló a la mitad los estudios para el programa del chatarreo y racionalización del sistema de taxis e incluso canceló abruptamente los contratos de dos operadores de los corredores de Javier Prado y Tacna-Garcilaso de la Vega-Arequipa, que eran los concesionarios que atendieron primero el llamado a la reforma.

Lamentó que tras cancelar la reforma de transportes, Castañeda  haya optado por programar la construcción de by pass por toda la ciudad, lo que no descongestionará el tránsito y generará problemas con los vecinos y las autoridades de muchos distritos que ya se están manifestando en contra de estas obras.

 

Compartir: 

Comentarios

Añadir nuevo comentario

CAPTCHA
Esta pregunta se hace para comprobar que es usted es o no una persona real e impedir el envío automatizado de mensajes basura.
Image CAPTCHA
Enter the characters shown in the image.