Los falsos anuncios en el VIH/SIDA*

  • Sharebar
Por: 

Susana Chávez A.

En el marco de la celebración del 1ro de diciembre, Día Mundial contra el VIH/SIDA, se hizo mención de que en el Perú estaríamos ganando la batalla contra la epidemia. Ojalá fuera así, pero por las evidencias, estamos muy lejos de acusar un avance sustantivo, más aún cuando la agenda de los derechos sexuales y reproductivos no es una prioridad de este gobierno.

El acceso a los antirretrovirales ha cambiado el panorama del VIH/SIDA  y de una enfermedad de rápido deterioro y de alta letalidad que teníamos hace 10 años, es ahora una enfermedad crónica, cuyos pacientes pueden vivir con el virus y a su vez pueden tener una vida saludable, explicando así la reducción del 56% de mortalidad que ahora se anuncia.

Sin embargo, este dato no es suficiente para asegurar progresos, sobre todo cuando hay evidencia de que no se está trabajando en prevención y cuando son más los retrocesos que no han podido ser resueltos, tales como; la falta de educación sexual, el inicio sexual desprotegido, las prácticas sexuales inseguras y un pobre sistema de información.

Respecto a la educación sexual, como muchas otras cosas que ocurren en la política pública, solo es una declaración, que no se traduce en presupuesto, ni mucho menos en programación. Son parte del problema; la ausencia de profesores capacitados, la escasa priorización del tema por parte de las autoridades educativas y escolares que se pierden del sistema escolar cuando estos deben pasar a la secundaria, como ocurre principalmente en las zonas más pobres.

Si sabemos que la infección ocurre principalmente en la adolescencia y en la población joven, ¿Cómo podríamos hablar de avances si aún se mantiene la criminalización de relaciones sexuales consentidas?. Todos sabemos que en los últimos 10 años no se han mejorado los servicios de salud sexual y reproductiva dirigido a los y las adolescentes y lo poco que se había podido avanzar en esta materia, como son los servicios diferenciados para adolescentes, prácticamente ya no existen.

Anuncios triunfalistas como los realizados, no sólo son impertinentes, también son irresponsables, pues podría generar la falsa idea que las políticas de prevención han sido efectivas. También podría hacer creer que se cuenta con datos fiables, lo cual también es falso, pues se sabe que el Ministerio de Salud, solo tiene data de quienes acuden a los servicios de salud, que mal, tarde y nunca pueden conciliar sus propias fuentes. Pero de lo que ocurre en la población, que finalmente es lo más importante, no tienen ni la menor idea; por ejemplo que lo conocido hace por lo menos 5 años, que se trata de una epidemia concentrada, que la incidencia está en la población trans femeninas y los gays y perdiendo perspectiva que muchos de estas personas fueron infectadas en la adolescencia y que hay muchos más que continuarán en esa ruta.

La Ministra de Salud debería ser cuidadosa de tanto triunfalismo, no vaya ser que el peso de las evidencias, terminen finalmente por chancarle la cabeza. 

Añadir nuevo comentario

CAPTCHA
Esta pregunta se hace para comprobar que es usted es o no una persona real e impedir el envío automatizado de mensajes basura.
Image CAPTCHA
Enter the characters shown in the image.