Lo que se merece El Comercio

  • Sharebar
Por: 

Carlos Bedoya

Ahora resulta que para el diario más importante de la concentración, debemos agradecer al modelo de “libertad económica” aplicado en el Perú, que los peruanos tengamos buenos salarios. ¿En serio?

Realmente que el papel aguanta todo o acaso alguien en su sano juicio que camine por las calles de Lima o de cualquier ciudad del Perú, puede creer que ganamos bien. Mucho menos en el caso de los jóvenes. Por algo, la rebelión de los pulpines fue masiva. Si es desde allí que ya nadie respeta a Ollanta.

Pero solo en Comerciolandia se puede pasar tremenda mentira sobre los ingresos de los trabajadores, como si fuera la mayor de las verdades respecto de lo bueno que han hecho en sus bolsillos, 25 años de neoliberalismo.

En respuesta al llamado #MerecemosMás que hicimos varias personas para no dejarnos manipular con eso de que solo hay tres candidatos para el 2016 (justo los tres alineados con las políticas que nos gobiernan desde Fujimori), El Comercio saltó al cuello de uno de nuestros voceros, Sergio Tejada, quien dijo que estos tres candidatos garantizan seguir teniendo remuneraciones de las más bajas en América del Sur.

Engañando de la manera más burda, sea quien sea el que redactó la editorial del 20 de junio del buque insignia de la familia Miró Quesada, concluyó que en el Perú, el ingreso promedio mensual ha crecido más del 85 por ciento desde el 2001, supuestamente con cifras del INEI. Tal será la costumbre de decir medias verdades, que con toda la ostra del mundo, comparó el valor “nominal” de un salario de principios de siglo, con otro de la actualidad, sin tomar en cuenta el paso de más de catorce años. ¡No se pasen pues!

Otra cosa es que se estandaricen las cifras, que se les aplique un factor de corrección como el índice de precios al consumidor (inflación) o el tipo de cambio para comparar. Por ejemplo, en el comunicado público firmado por una buena cantidad de economistas que pedían el año pasado un aumento salarial se usan números comparables. Cito: “El salario mínimo ha perdido su poder adquisitivo real observado durante el primer lustro de los años setenta. Según el INEI, en 1974, el salario mínimo equivalía a un promedio 1,782.6 nuevos soles mensuales del 2007. Hoy el salario mínimo equivale a 600.83 nuevos soles de 2007. Este valor representa alrededor del 33% de lo que era el salario mínimo durante los setenta.”

Así se mide, pero en fin, esa es solo una de las falacias que El Comercio pone en la editorial aludida con tal de machacarnos que los derechos laborales son costos que deben reducirse para alentar la inversión. Aunque lo más interesante de su alegato es que se desnuda como el aparato dispuesto a todo con tal de que llegue al gobierno PPK, Keiko, García Pérez o cualquiera al servicio de los que mandan en el Perú desde hace mucho.

Añadir nuevo comentario

CAPTCHA
Esta pregunta se hace para comprobar que es usted es o no una persona real e impedir el envío automatizado de mensajes basura.
Image CAPTCHA
Enter the characters shown in the image.