Hernando de Soto

16. 05. 2016

Rafael García M.*

Sorprende escuchar las respuestas de Hernando de Soto porque, a falta de propuestas serias, pareciera que les resulta más sencillo recurrir al palabreo, al rollo generalista, a la soberbia inflamada de este caballero itinerante que negocia y exige privilegios para él antes que proponer soluciones.

 

 

Rafael García M.