Estados Unidos sin gobierno

  • Sharebar

Un año ha pasado desde que el empresario Donald Trump asumió la presidencia de los Estados Unidos de Norteamérica, con mucha polémica y decisiones políticas que han puesto en el cuestionamiento al mandatario, pero este último fin de semana el gobierno estadounidense ha sufrido el peor golpe económico y político en lo que va de este mandato. 

El sábado 20 de enero se dio paso al denominado “Shutdown”, un cierre total de las oficinas estatales ante la imposibilidad de funcionar por falta de un presupuesto adecuado ya que el senado estadounidense decidió no aprobarlo. Esto debido a que el sector demócrata decidió no apoyar el proyecto presentado por Trump.

En la cámara de senadores, el principal punto de reclamo de la oposición demócrata fue el del pésimo manejo del tema migratorio. Según reseña Infobae, se exigía una solución para los casi 700 mil inmigrantes, latinoamericanos en su mayoría, que quedaron desamparados al no renovarse el programa DACA, que les brinda permiso para trabajar y estudiar legalmente en el país norteño. 

Pero Trump, sigue dando muestras que le interesa poco el tema migratorio y que prefiere deshacerse de lo que considera una carga para la economía estadounidense. Desde su cuenta de Twitter, que es prácticamente su trinchera y su propia agencia mediática, el mandatario responsabilizó a los demócratas de “simplemente querer una multitud de inmigrantes sin el mínimo control", pero no muestra tampoco ningún intento de cambiar esta situación. 

“Shutdown” histórico
Un “paro” federal de este tipo no se registraba desde octubre del 2013 cuando en el gobierno de Barack Obama se licenció a 800 mil trabajadores por 16 días. 

En esta crisis, según revelan fuentes del diario español El Mundo el costo de este paro sería de 6 mil 500 millones de dólares, lo que equivale “a una reducción del 0,2% del PBI estadounidense en el primer trimestre” de este 2018. 

Los trabajadores “esenciales” continúan con sus labores, pero no cobran por ello. En ese grupo están los agentes necesarios para la seguridad nacional: militares y agentes de fronteras. En el Pentágono los trabajadores civiles tuvieron que abstenerse de ir a su centro de labores, igual que los tribunales de justicia. 

Trump ha “ordenado” a los trabajadores de los museos nacionales, parques y reservas, la biblioteca del Congreso y los Archivos Nacionales a que asistan a trabajar en la medida de lo posible. 

El presupuesto expiró en septiembre de 2017, y desde esa fecha, los demócratas brindaron su voto para aprobar prórrogas a cambio de seguir protegiendo a los “dreamers”, los hijos de migrantes que se han visto desamparados por la administración Trump. Sin embargo, esta vez, esta prórroga no se ha podido dar. 

Lo último
Ambos partidos, el demócrata y el republicano han tenido que limar asperezas y sentarse a conversar. Al cierre de este informe, los líderes de ambas bancadas se reunían para lograr una votación producto de un acuerdo que beneficie al gobierno federal y de paso a los inmigrantes, esto a pesar que la madrugada del lunes los republicanos no lograban un consenso para sentarse a negociar una votación. 

Fue al mediodía de este lunes que finalmente, se aprobó en el senado estadounidense un plan alterno para reiniciar las acciones del gobierno federal, sin embargo, esta decisión también requiere la votación de la cámara de diputados.

Por su parte el líder de la mayoría republicana, el senador Mitch McConnell anunció que se iniciaría un debate migratorio una vez aprobado el proyecto presupuestal, sin embargo no ha dicho nada del programa DACA, que finaliza el 5 de marzo por orden del mismo Donald Trump y que pone en riesgo a los jóvenes migrantes indocumentados que podrían ser deportados.

El efecto Trump
Esta situación ha calado más en la popularidad del presidente Trump, el republicano que muchos creyeron que no llegaría a la presidencia del autodenominado “país más poderoso del mundo”. 

Una encuesta de la cadena ABCNews y el diario 'The Washington Post' publicada el viernes, señalaba que un 48% responsabiliza al presidente y el Partido Republicano del 'shutdown', frente a un 28% que echa las culpas a los demócratas. El efecto también le cae a todos, al menos eso piensa un 18% de encuestados que responsabiliza a todos los políticos, de esta crisis.

Para Trump, es una “joya” más en su colección de medidas y situaciones absurdas en los primeros 365 días de su gestión. Desde su decisión de dejar sin efectos las políticas de combate contra el cambio climático, sus políticas antimigratorias, sus declaraciones xenófobas, su pelea contra los medios de comunicación a quienes acusa de ser sus principales opositores, su iracunda reacción frente a Corea del Norte y el riesgo de una vorágine nuclear, entre otras. 

Compartir: 

Comentarios

Añadir nuevo comentario

CAPTCHA
Esta pregunta se hace para comprobar que es usted es o no una persona real e impedir el envío automatizado de mensajes basura.
Image CAPTCHA
Enter the characters shown in the image.