Es la hora de un nuevo camino

  • Sharebar
Por: 

Alejandra Dinegro Martínez

Hemos visto al Fujimorismo y al APRA indignarse y pronunciarse centenares de veces contra los casos de corrupción en otros países. No han escatimado en adjetivos ni en sesudos “análisis” sobre lo que hicieron mal o bien. Es más, hasta han pedido que instancias internacionales intervengan y detengan a ese veneno llamado corrupción. 

Sin embargo, aquí, en su propio país, prefieren guardar silencio. Se ponen a un lado y tratan de esquivar un escándalo político de la envergadura de Odebrecht. Cuando éste es uno de los casos de corrupción más grande de América Latina en estos últimos 25 años, y que para variar, nuestras principales autoridades -y estamos hablando aquí de ex presidentes- están implicadas en situaciones muy graves como el haber recibido jugosos sobornos para favorecer a esta empresa brasileña en la adjudicación de grandes proyectos de infraestructura.

Estos mismos indignados, son los que hoy se unen para sacar del camino al Fiscal de la Nación-mediante una denuncia constitucional sin pies ni cabeza- así mismo, son ellos también los que arremeten fuertemente contra los miembros del Tribunal Constitucional y los que traban cualquier investigación –en curso- que los involucre, como es el Caso de la Comisión Lava Jato, que más parece una “Comisión Lavadora”, en donde las cabezas de estos partidos mencionados, están involucrados hasta el cuello.

El presidente Pedro Pablo Kuczynski tampoco se salva. Hace unos días el Congresista Manuel Dammert presentó serias y graves pruebas de la vinculación entre nuestro Presidente y la corruptora empresa brasileña. Inclusive los hasta ahora citados por comisión Lava Jato del Congreso, han reconocido el rol que jugó PPK en aprobación de proyectos como la Interoceánica, Olmos e IIRSA.

Recordemos que a principios de este mismo año, 2017, la ex procuradora ad hoc del Caso Odebrecht, Katherine Ampuero, presenta una denuncia ante el Ministerio Público contra el presidente Pedro Pablo Kuczynski pidiendo que se inicie una investigación en su contra, tras hallar registros de depósitos hechos a PPK y a empresas vinculadas a él, entre los años 2007 y 2008 y en el año 2015. Se habla aquí de un poco más de un cuarto de millón de dólares que habría recibido PPK de una empresa off shore constituida en las Islas Gran Caimán (paraíso fiscal) que no se sabe por qué concepto  y que se hizo en plena campaña electoral.

Así mismo, se descubre transferencias de dinero que realiza la empresa Odrebrecht Latin Best a empresas vinculadas al Presidente, a través de su socio Gerardo Sepúlveda. Toda esta información ya había sido presentada en el año 2009, por el hoy Congresista Manuel Dammert. Lamentablemente, Katherine Ampuero es destituida abruptamente por la entonces Ministra de Justicia, Marisol Pérez Tello, perteneciente al partido del Gobierno de PPK.

Tan compleja es la situación de nuestro actual Presidente que inclusive, más allá de las consultorías o co-participación en estos proyectos ya manchados por la corrupción, el hecho sumamente grave es el haber mentido reiteradamente ante la opinión pública y al país. Hecho que suma a la tan ansiada posibilidad que teje el fujimorismo de querer vacarlo por insolvencia moral, por ejemplo.

Sin embargo, como menciono líneas arriba, el Fujimorismo, el Apra y PPK, comparten un mismo malestar y quizá no saldría tan rentable a Fuerza Popular, en estos momentos, adelantar una elección, sino negociar. ¿Qué podrían negociar? Justamente, la Fiscalía, el Tribunal Constitucional, entre otros. 

Keiko negaba toda vinculación, sin embargo “le aumentaron 500” tras las declaraciones de Marcelo Odebrecht. Mediante. Alan García, primero negó que las siglas de su nombre no eran las de él, pero luego de las declaraciones de Odebrecht ya no lo niega, sino que ahora niega el tipo de soborno. Algunos mienten aquí. 

Veremos que sucede en los próximos días, pero ante ese escenario, es el momento de abrir un nuevo camino. El llamado es la izquierda, el progresismo nacional. Es el momento de unir fuerzas, voluntades y un programa de cambio, una opción que nos permite -junto a la gente- abrir ese camino de ser una opción política de cambio real. 

No ser furgón de cola de PPK y en rechazo al autoritarismo de Fuerza Popular. Levantar una opción propia. Este es el momento para hacerlo. No se debe demorar mucho en definir y definirse en la posición que se va a tomar en esta lucha política. No hay más que decidir y ello no debe demorarnos.

Finalmente, debemos insistir en la independencia de los poderes del Estado, debemos aumentar los mecanismos de vigilancia ciudadana y rechazar toda clase de autoritarismo de parte del Fujimorismo y de fuerzas conservadoras y corruptas que aprovechando nuestra felicidad por la clasificación al Mundial, pretendan subestimar nuestra voluntad de cambio.

Compartir: 

Añadir nuevo comentario

CAPTCHA
Esta pregunta se hace para comprobar que es usted es o no una persona real e impedir el envío automatizado de mensajes basura.
Image CAPTCHA
Enter the characters shown in the image.