Atentar contra la democracia

  • Sharebar
Por: 

Martín Soto Florián, Director del Grupo Valentín

Hoy es cinco de abril, una fecha marcada con violencia y corrupción en el calendario de nuestra más reciente historia republicana. Personas valientes dijeron no, personas necesarias intentaron organizar esfuerzos democráticos para la recuperación de la institucionalidad pública, no tuvieron éxito.

La juventud de hoy recibió algo parecido a una república, mi generación vivió las consecuencias de la inflación aprista, del terrorismo de Sendero Luminoso y de los gobiernos 1 y 2 del hoy preso Alberto Fujimori, quien en contubernio -no lo olvidemos- con Vladimiro Montesinos gobernaba el país.

El cinco de abril significa no solo un atentado contra la idea de democracia, sino que supuso acciones concretas por parte del Presidente Fujimori: i) Disolvió el Congreso, donde no tenía mayoría; ii) Intervino el Poder Judicial, el Consejo Nacional de la Magistratura, la Contraloría y el Ministerio Público, de donde desapareció importante documentación; iii) Cerró el Tribunal de Garantías Constitucionales; iv)  Disolvió los gobiernos regionales; v) Intervino durante 48 horas los diarios y revistas, y también las radios de la capital y de las provincias; vi) Detuvo a los principales líderes opositores, entre ellos a los presidentes de la cámara de Diputados y Senadores; vii) Detuvo a 21 periodistas, incautando todos sus documentos.

Con el gobierno del Presidente Valentín Paniagua, volvimos a la democracia, el gobierno de transición puso las bases para reformar el Estado y construir la institucionalidad pública y política que tanta falta hacía.

Hoy es cinco de abril y los peruanos que apostamos por una patria de contenidos inclusivos e igualitarios enfrentamos un nuevo golpe a la democracia. Lamentablemente, los autores se parecen, no es ya Alberto Fujimori quien se encuentra recluido de por vida en una cárcel, pero sí quienes bajo su apellido y bajo su arraigo político detienen la mayoría del parlamento y detienen el avance de los derechos para todos los peruanos. 

Hoy, el Perú amanece con un atisbo de golpe a los derechos de la gente, de la peruanos que son gays, lesbianas, transexuales o bisexuales. El Decreto Legislativo 1323, promulgado en enero por el Poder Ejecutivo,  castigaba con mayor intensidad a quienes atenten contra los derechos de las personas LGTBI, las que sistemáticamente han sido víctimas de mayor discriminación y de crímenes de odio que en los últimos se cuentan en cientos, como bien ha informado el congresista Alberto de Belaunde.

La democracia es deliberación, y atentar contra la democracia no es solo sacar los tanques a la calle como hizo hace 25 años Fujimori padre, atentar contra la democracia es no transmitir la sesión, es agredir a los asistentes que grababan con sus teléfonos el desarrollo de la sesión, y es traerse abajo propuestas progresistas sin expresar ideas, ni argumentos, sino hacerlo tan solo por la fuerza de los votos, votos con los que hoy por hoy el fujimorismo domina el congreso, y con los que 25 años después del golpe de Estado, el fujimorismo ya sin Alberto pero con sí con sus hijos, atenta contra los minorías, contra los peruanos y contra la democracia. 

Londres, 5 de abril de 2017

Compartir: 

Añadir nuevo comentario

CAPTCHA
Esta pregunta se hace para comprobar que es usted es o no una persona real e impedir el envío automatizado de mensajes basura.
Image CAPTCHA
Enter the characters shown in the image.