¿Hacia dónde va la reforma política?

  • Sharebar
Por: 

Francisco Pérez García

Mientras se debate la conformación de la Junta Nacional de Justicia (JNJ) queda pendiente otro tema que se votó en el referendo de diciembre pasado, el de la reforma política. Para ello el presidente Martín Vizcarra conformó una comisión de Alto Nivel presidida por el exjefe de la Onpe y analista político, Fernando Tuesta Soldevilla.

Respecto a los avances y proyecciones futuras de este trabajo, conversamos con los analistas políticos Lucía Alvites y José Alejandro Godoy quienes expresaron sus opiniones respecto a la reforma y el papel que el presidente puede cumplir o no en este proceso.

Lo que toca hacer en materia de reforma

A dos años del bicentenario y de nuevas elecciones presidenciales y congresales, se debe proponer una reforma política que responda a los intereses de la gente y que fortalezca -esta vez en serio- a los partidos políticos.

Para Alvites, lo importante en este momento es que la ciudadanía esté “alerta, vigile y se movilice contra los poderes fácticos que pretenden impedir las reformas”. Asimismo, sugiere que se propongan avances normativos e institucionales “que sean viables y deseables para fortalecer el proceso de reforma”.

Godoy asegura que se debe pensar en “una reforma política integral”. Para él, “de nada sirve que pensemos en medidas aisladas, pues es el sistema político en su conjunto el que necesita ser reformado. La integralidad de la reforma permite saber cuáles pueden ser los posibles efectos combinados de las medidas propuestas”.

En lo que ambos coinciden es que este proceso debe garantizar una adecuada participación de la sociedad civil, más allá del diálogo con los partidos.

¿Avanzará este proceso con la recomposición de fuerzas en el Congreso?

El panorama en el Congreso tras la debacle de Fuerza Popular, que redujo su número de 73 a 55 congresistas, ha cambiado. Hasta el cierre de este informe se ha confirmado la recomposición del Consejo Directivo con la presencia de las tres nuevas bancadas.
Este escenario, según Godoy, “puede ayudar a que exista, en principio, una ligera mayoría a favor de la implementación de las propuestas presentadas por la comisión Tuesta. Sin embargo, deberá verse que, en los grupos ajenos al fujimorismo, también hay intereses y acentos que pueden ir contra el tenor de lo aprobado”.

Por su parte Alvites el nuevo escenario en el Congreso de la República y la pérdida de Fuerza Popular muestra una “debilidad que -ojalá- desmonte el poder fáctico fujimorista”.

El papel de Vizcarra

El presidente de la República, que ha sido el autor intelectual de este intento de reforma debería acompañar este proceso. Al respecto, José Alejandro Godoy considera que debe garantizar -a través de la comisión Tuesta- la “presentación de buenos proyectos de Ley, que recojan el espíritu de la reforma política. Así como con un respaldo sostenido a esta política pública”.

Alvites considera más bien que el poder del Ejecutivo ha sido usado de forma “legal y simbólica” para “vencer a los poderes facticos que se oponen a las reformas, consciente de que eso es imprescindible”.

La valla para los partidos

Finalmente un aspecto importante a trabajar debe ser el del número de firmas para poder inscribir un partido político, y que se ha convertido en una fábrica de irregularidades y de compra-venta de firmas falsificadas.

Para ello Godoy sugiere que se elimine este requisito pues “más importante que adhesiones pescadas en una calle, es importante que tenga una vida real y comités existentes. Sobre la valla electoral, debe mantenerse en los límites planteados en la actualidad”
Alvites es más enérgica y considera que “debe eliminarse el requisito de las firmas para la inscripción de un partido político.”

Temas Pendientes

Queda, sin embargo, mucho que discutir respecto a la reforma política. En entrevista con Otra Mirada, el jefe de la Misión Perú de Idea Internacional, Percy Medina señaló que se debe aprovechar esta reforma para hablar sobre el fortalecimiento de los partidos.
Para Medina la fiscalización del funcionamiento de los partidos políticos es un punto a revisar, junto al del financiamiento, toda vez que en el referendo se aprobó el tema de la publicidad electoral y pago a los partidos.

Otro tema que considera se debe revisar es el de la bicameralidad “Tal vez no es el momento, porque no se aprobó en diciembre, pero es un asunto que debe discutirse para mejorar la calidad de nuestra legislación”.

Finalmente, consideramos que la ciudadanía debería promover otros temas como el voto voluntario y la suspensión de la cifra repartidora la cual le brinda mayorías desproporcionadas a agrupaciones que pueden usar autoritariamente dicho beneficio.

 

Añadir nuevo comentario

CAPTCHA
Esta pregunta se hace para comprobar que es usted es o no una persona real e impedir el envío automatizado de mensajes basura.
Image CAPTCHA
Enter the characters shown in the image.